domingo, 22 de abril de 2012

DERECHOS DEL LECTOR


Daniel Pennac es un profesor de literatura en un instituto, se propone una tarea tan simple como necesaria en nuestros días: perder el miedo a la lectura, que se lea por placer, que nos embarquemos en un libro como en una aventura personal y libremente elegida.
En su libro titulado "Como una novela" recoge el decálogo imprescindible del lector. 
En materia de lectura, nosotros «lectores» nos per­mitimos todos los derechos, comenzando por aquellos que negamos a los jóvenes a los que pretendemos iniciar en la lectura
Para animar a leer lo primero que hay que dejar claro es que tenemos el derecho de leer a nuestro entero gusto. Además, también queda claro que para leer bien a los clásicos y disfrutarlos plenamente, antes hay que leer muchas otras cosas más sencillas que nos vayan abriendo el apetito y la mente. Así, más tarde, ya formados como lectores con criterio, nos darán rabia las lecturas apresuradas y superficiales, nos sublevaremos ante los textos mal escritos y no permitiremos que nos engañen con mala literatura, con historias planas y huecas que no nos aportan nada significativo, ni siquiera auténtica y gozosa satisfacción.

Daniel Pennac (1992). Como una novela. Barcelona: Anagrama, 1993.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...