martes, 22 de octubre de 2013

COLABORACIÓN ENTRE FAMILIA Y ESCUELA


Me gustaría compartir con vosotros, papás y mamás de La clase de María José, unas reflexiones sobre la importancia de la colaboración de las familias en el proceso educativo de nuestros hijos.
Como madre de un alumno de 3 años y además docente de educación infantil, considero que es un tema muy importante que debemos iniciar desde que los peques entran al colegio, ya que además en Educación Infantil es aún más indispensable.






Para procurar que las vivencias de nuestros niños en la escuela sean más positivas, es necesaria la implicación directa de los padres en la comunicación con el colegio.


La escuela no es un reducto intocable o aislado, los padres debemos implicarnos en la labor educativa de los centros, y no solo a través de órganos como las asociaciones de padres y madres, sino también mediante la comunicación con aquellos que están más en contacto con nuestros hijos, los maestros y maestras.



Familia y escuela serán los ámbitos donde los niños realizan sus primeros aprendizajes fundamentales que les van a influir a lo largo de su desarrollo posterior. De ahí data la importancia de contemplar ambos factores en la educación de nuestros hijos.

Es esencial una acción conjunta entre ambos agentes para que se pueda dar una coordinación y cooperación en la tarea educativa de modo que sea favorecedora y enriquecedora para el niño.


Si bien la familia y la escuela son dos ámbitos distintos se plantean un objetivo común: la educación de los niños y el desarrollo de todas sus potencialidades.
Dentro de la familia, los peques realizan sus primeros aprendizajes, establecen
sus primeros y muy importantes vínculos emocionales y se incorporan a las pautas y hábitos de su grupo social y cultural. Por lo tanto, la familia juega un papel crucial en el desarrollo del niño.




En Educación Infantil los niños se enfrentan a sus primeros contactos comunicativos  con el mundo. Es un período de gran importancia donde se realizan los primeros aprendizajes: el niño aprende, desarrolla y ejercita destrezas de tipo cognitivas, afectivas, sociales y motrices.


Para que esta gran labor educativa que comparten familia y escuela se realice correctamente, la comunicación y coordinación entre padres y maestros es de la mayor importancia.


Nuestra colaboración como padres con el centro, es esencial para llevar a cabo la correcta formación de nuestros hijos, puesto que:


  • Ayuda a la maestra a complementar su trabajo.
  • Interviene directamente en la educación social de los niños.
  • Podemos realizar actividades gratificantes y formativas para nuestros hijos.








Lo hagamos como lo hagamos, la comunicación con el colegio siempre será positiva para caminar juntos en la compleja y valiosa labor de que nuestros hijos crezcan y se eduquen felices. Esta comunicación beneficia a todas las partes implicadas, también los maestros se enriquecen y pueden ejercer su labor pedagógica más adecuadamente si conoce mejor a los niños y a sus familias.


En definitiva,  la comunicación entre la familia y el colegio es imprescindible  para que la labor formativa del colegio sea completa y efectiva, y para que la labor educativa de los padres no se detenga en casa y cruce la frontera del colegio. Los niños sabrán que nos interesa todo lo que hacen en el colegio, y lo harán con más gusto.

 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...