domingo, 20 de marzo de 2016

FERDINANDO EL TORO






Ferdinando, el protagonista de esta historia, es un toro muy especial y diferente a los demás porque jamás embestía como los demás toros y amaba por encima de todas las cosas el olor de las flores. Un día mientras se sentaba debajo de la sombra de su árbol favorito le picó una avispa y salió corriendo como un "toro bravo" precisamente ese mismo día vinieron unos señores ataviados con unos sombreros muy graciosos, eran unos picadores que estaban buscando el toro más veloz y al verlo correr de forma enfurecida se lo llevaron a la plaza de toros, una vez allí no solo no embistió al torero sino que se dedicó a oler las flores de las damas allí presentes, así que fue devuelto a la dehesa, donde todavía vive feliz...

Este cuento es un alegato a favor de la paz y la no violencia y el respeto a las diferencias y estereotipos. A pesar de ser escrito en 1936 es un tema de máxima actualidad.
 Dos años después de su publicación, Walt Disney hizo este cortometraje, basado en este cuento, fue merecedor del reconocimiento de la Academia de cine galardonándolo con un Oscar.
Si quieres leer el libro en versión PDF haz clic AQUÍ.

Este libro se ha contado a los niños esta semana, he de decir que en un principio no pensaba que les iba a gustar tanto, durante el transcurso de la narración del mismo, absolutamente ningún alumno se movió de su sitió y hasta los más moviditos estaban sin pestañear, cabe destacar que los dibujos del cuento no son muy atractivos para los niños, pues no destacan precisamente por el colorido, están realizados en ceras con colores básicos (rojos, verdes, azules....) está escrito a mano también por el ilustrador del mismo en una tipografía tipo caligrafía antigua, utiliza los mismos colores en el texto, las palabras importantes son destacadas en tipografía de color rojo y aumento de tamaño.
Desde que el pasado miércoles contara la historia, todos los días me piden que les cuente otra vez el cuento y la adaptación de Walt Disney es un fiel reflejo del libro, tan solo cambia encina por alcornoque, los niños cada vez que lo ven se destornillan de la risa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...